Capital Mundial de la Extorsión

Se dice que Celaya es la capital mundial de la cajeta. Sin embargo, en los últimos años esta dulce imagen se a agriado y Celaya se ha vuelto la capital mundial de la extorsión. En esta ocasión les cuento la desagradable experiencia que tuve hace unos días.

Me encontraba trabajando en mi casa cuando recibo una llamada de una persona que decía ser ingeniero y que quería hablar conmigo. Estaba fuera de la casa en la calle ******* número ******. Este es el domicilio donde vive mi suegra. Me dijo que acababa de hablar con mi hijo y que él le había proporcionado mi numero. Se le escuchaba muy cortés. Me dijo se iba a subir a su camioneta para poder hablar conmigo y que mi hijo no escuchara (sabía su nombre). El “ingeniero” empezó a hablar y dijo que era miembro del cártel de Santa Rosa de Lima…

Para contextualizar, este cártel es un grupo criminal se dedicaba al huachicoleo o robo de combustible de los ductos de la empresa parestatal PEMEX. Un control más riguroso de los ductos por parte del gobierno mermó sus ingresos. En los últimos años han diversificado sus operaciones al trafico de drogas y la extorsión.

En esta ocasión yo caí y perdí MNX$5000.00. ¿Cómo saber si se trata de una extorsión o un engaño? Veamos lo que dice el post en el blog del gobierno de México el cuál reproduzco a continuación. Voy a hacer comentarios, entre corchetes y en un llamativo color violeta, que tienen que ver con mi propia experiencia.

Inicio del post en el blog del gobierno de México

En los casos de extorsión y secuestro virtual, hay varios indicios que permiten a la víctima darse cuenta de que se trata de un engaño: 

Demasiado diálogo en las llamadas, pedir dejar el teléfono descolgado y pedir pagos a través de depósitos bancarios, son algunos indicios que te permitirán conocer que se trata de un engaño.

https://www.gob.mx/policiafederal/articulos/como-saber-si-se-trata-de-una-extorsion-o-engano
  • El origen de la llamada es un número privado o del que no aparece registro en el identificador. [En mi caso el número si aparecía en el identificador de llamadas y era un número local]
  • Quien llama se identifica con un nombre o alias como “comandante x”, “ingeniero y”, etcétera. [El sujeto se identificó como el ingeniero X. No recuerdo el apellido que proporcionó.]
  • Existe demasiado diálogo en las llamadas, en las que el sujeto detalla de dónde viene, cuándo llegó, la zona en la que circula, su función en la supuesta organización criminal, el uso del dinero y aspectos similares. [Como comenté más arriba la charla empezó de lo más cordial. Esta es una técnica de ventas que tiene el propósito de generar expectativa y agarrar a la víctima con la guardia baja. Los delincuentes se han dado cuenta que ya no funciona ser agresivo durante la fase de contacto con la víctima. La gente simplemente cuelga el teléfono. Ahora estos criminales tiene entrenamiento en ventas. La labia o exceso de dialogo tiene el objetivo de envolverte. Aquí es un buen momento para colgar el teléfono sin más y bloquear el número.]
  • El delincuente usa la amenaza, principalmente de privar la vida, contra quien atienda la llamada o bien, a los familiares para evitar que interrumpan la comunicación. [Después del acercamiento inicial, el delincuente me dijo que mi hijo le había proporcionado mi número telefónico y que si no cooperaba lo iba a levantar. Se empezó a poner muy agresivo y a utilizar lenguaje ofensivo.]
  • La primera llamada se recibe en un teléfono fijo; luego el delincuente hace lo posible por pasar la llamada al celular para no interrumpir la comunicación y dar movilidad a la víctima. Pide dejar el teléfono fijo descolgado, lo que causará alerta a los familiares. [Los delincuentes están utilizando técnicas de ingeniería social para obtener datos que puedan ser usados para aterrorizar a las victimas. En mi caso hablaron primero al número fijo de la casa de mi suegra. Este es un número ya muy viejo que recién estamos cambiando. Mi hijo contestó la llamada y el sujeto se identificó como “el gordo”. Tengo un amigo que conoce a la familia al que le digo “gordo” y el me dice “flaco”. Mi hijo lo conoce y pensó que era él y le proporcionó mi numero telefónico y su nombre. Le extrañó pero no lo cuestionó. Una vez que me contactaron no me dejaron colgar el teléfono, so pena de levantar a mi muchacho.]
  • El extorsionador simula que tiene a una víctima con él. Para ello hace uso de la herramienta de comunicación tripartita o conferencia, que puede detectarse con facilidad, pues la supuesta víctima se escucha en un tono más bajo. También es común que utilicen grabaciones con sonidos ambientales como animales en una granja, oficinas, sirenas, sonidos de calle y carretera. [Este delincuente en un momento dado simuló que estaba hablando con mi hijo y simuló que estaba afuera de mi casa. También durante el proceso de extorsión simulaba que hablaba por radio con sus halcones. Cómo si hubiera montado todo un operativo para irrumpir en casa de mi suegra y secuestrar a mi hijo.]
  • El delincuente exige un pago al inicio y luego aceptará los recursos que la víctima tenga a la mano. Además, solicita pagos a través de depósitos bancarios o envíos de dinero, pues no cuenta con estructura ni capacidad para realizar los pagos de forma directa, a excepción de aquellos casos en donde otras víctimas, mediante amenazas del mismo tipo, acuden para recoger los pagos y realizar los depósitos. [Hubo un proceso de negociación que no debió haber tenido lugar. Si bien no les di la cantidad que originalmente pedían, que era de MNX$20,000.00, si se fueron con algo. Esto es incentivo suficiente para que estos crímenes sigan teniendo lugar. Tuve que agarrar mi motoneta e ir a retirar dinero de una sucursal bancaria y depositarlo a una cuenta de saldazo de oxxo. Durante todo el proceso no me dejaron colgar el teléfono. Aun cuando iba en la motoneta me obligaron a poner el teléfono en el casco. Ahora se mejor, cuelguen y llamen inmediatamente a sus familiares y a la policía.]

Fin del post en el blog del gobierno de México

En estos casos, el apoyo de un familiar, o un amigo, o hasta de un extraño es fundamental y crítico para salir de la jaula psicológica en que los delincuentes te encierran.

En estos casos el apoyo de otra persona es muy importante, de hecho es crítico. Cuando recibí la llamada, yo me encontraba solo en mi casa y mi mente estaba dividida entre seguir obedeciendo las ordenes de estos criminales y buscar un plan de escape. Solamente me pude liberar de la jaula psicológica cuando fui a ver a mi esposa y como pude le expliqué que estaba siendo extorsionado y que hablara a la casa de su mamá para asegurarnos que todo estaba en orden. Una vez armados con esta información, colgué y bloqueé el número de los delincuentes.

La codicia de estos criminales no tiene limites. No todo está perdido, podemos utilizar esto a nuestro favor.

¿Pero como fue que terminé yendo a ver a mi esposa a su trabajo? Una vez que se realiza el deposito, la pesadilla no va a terminar. La codicia de estos delincuentes es insaciable, quieren más y más y más. Sin embargo, esto es algo que podemos aprovechar a nuestro favor ya que nos permite hacer tiempo para pensar con más claridad, encontrar aliados y eventualmente asegurarnos que nuestros seres queridos estén a salvo. Lo ideal es no soltar dinero y colgar inmediatamente la llamada.

Lo mejor es no caer en las garrar de estos criminales, pero si estamos atrapados, inténtese recolectar la mayor cantidad de evidencia posible. Por ejemplo, el número de teléfono del delincuente, el número de cuenta y hasta grabar la llamada. Cualquier detalle es útil para una eventual denuncia ante las autoridades. En mi caso fui a denunciar en cuanto colgué la llamada. Hagamos lo posible por frenar la impunidad aunque pensemos que una denuncia no va a hacer diferencia.

A continuación reproduzco algunas recomendaciones de la policía federal en caso de extorsión.

Inician recomendaciones para evitar la extorsión.

Ante una llamada de extorsión, la Policía Federal emite las siguientes recomendaciones:

  • Mantener la calma y valorar con objetividad la situación planteada. Escuchar atentamente los argumentos del extorsionador y no dejarse dominar por el impacto emocional.
  • Interrumpir la llamada y verificar si la situación que se plantea es real o no, llamando al familiar por ejemplo. Si se recibe una nueva llamada amenazante, responda que se trata de número equivocado y cuelgue. De ser posible y tras dar aviso a la familia, descuelgue el auricular por algunas horas para evitar que insistan.
  • No ceder ante las exigencias económicas o demandas del extorsionador o defraudador, ni negociar cantidad económica alguna. Esto significa no realizar recargas telefónicas o depósito alguno.
  • Llamar de inmediato a la supuesta víctima, anticipándose a la posibilidad de que apague o deseche su celular.
  • Enviar mensajes de texto al teléfono celular de la supuesta víctima, a fin de que al encenderlo reciba mensajes que le adviertan del engaño y que es seguro regresar a casa.
  • Pedir al supuesto secuestrador que le comuniquen a su familiar y aprovechar la llamada tripartita para advertir que se trata de un engaño.
  • Llamar al 088, número telefónico del Centro Nacional de Atención Ciudadana de la Policía Federal, proporcionar toda la información generada en las llamadas telefónicas, como el número de origen, horario, argumento utilizado por el extorsionador y cualquier otro dato que se considere de utilidad. Personal experto en el tema proporcionará recomendaciones para minimizar el daño psicológico, evitar daño económico y orientar sobre en dónde puede encontrarse el familiar supuestamente secuestrado, como lo son hoteles, salas de espera en hospitales, cines, centrales de autobuses, iglesias, centros comerciales o tiendas que operen las 24 horas del día.

En el caso de una extorsión directa, que es aquella donde el delincuente se presenta en el domicilio o negocio para amenazar, se realizan las siguientes recomendaciones:

  • Mantener la calma y no ceder de inmediato a las exigencias económicas.
  • No manifestar negativa directa a la petición de dinero del delincuente. Argumente que necesita buscar alternativas económicas para conseguir el dinero solicitado.
  • Pedir al delincuente el plazo de una semana para dar respuesta. Ello permitirá analizar el escenario y tomar decisiones.
  • Llamar al 088 del Centro Nacional de Atención Ciudadana de la Policía Federal, a fin de que personal especialista brinde el apoyo necesario para evitar ser víctimas del delito.

La información y la prevención son las mejores armas contra el delito de la extorsión. En la mayoría de las ocasiones, la propia víctima es quien proporciona la información a los propios delincuentes sin darse cuenta. Conoce cuáles son las medidas preventivas del delito de la extorsión. 

Terminan las recomendaciones para evitar la extorsión.

Tenemos en México una fuerte tendencia a re-victimizar a los que hemos sido victimas de algún tipo de violencia. También tendemos a pensar que a nosotros nunca nos van a pasar las cosas. Mohamed Ali decía que todos tienen un plan hasta que reciben el primer golpe. Muy cierto, pero yo agregaría que solo se aprende a pelear cuando se reciben varios guamazos en la boca.

1 reply on “ Capital Mundial de la Extorsión ”
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *